domingo, 22 de febrero de 2015

¿CORRUPCIÓN?

Indudablemente uno de los sucesos que sacudió las endebles bases del aparato de investigación y justicia del Departamento de Huehuetenango fue la aprehensión de un Fiscal del Ministerio Público sindicado del delito de cohecho pasivo (Arto. 439 del Código Penal) porque, luego de una denuncia presentada en su contra por sus supuestas víctimas, le prepararon una emboscada con el apoyo de la DEIC o un ente similar, cayó como quien dice “con las manos en la masa” (recibiendo dinero) y el Juez correspondiente le dictó prisión sin posibilidad de una medida sustitutiva ante el peligro de obstrucción a la justicia por el puesto que desempeña dentro del Ministerio Público.
            Edgar Rolando Pérez Roblero es el nombre del señor cuestionado por sus supuestas acciones delictivas que pre-suponen daños, en este caso, a vecinos del municipio de San Juán Atitán que acudieron a esa instancia en demanda de apoyo para resolver un caso en el que se sienten perjudicados y de acuerdo con lo que afirman, hoy lo están más por la actitud que encontraron en quien debía prestarles apoyo en razón del cargo que posee (me parece que todavía) en el entramado de lo que es, en este momento, un cuestionado ente de investigación para la aplicación de una justicia recta y cumplida.
            No podemos perder de vista, en casos como el presente, que el funcionario, conforme a lo que establece la Constitución Política de nuestro País, goza de la presunción de inocencia y hasta que no se demuestre fehacientemente en el tribunal que sigue su caso, que es culpable por las pruebas inapelables que se presenten en su contra, al señor no se le podrá tachar de corrupto, ni de ladrón, ni de sinvergüenza porque hasta el momento no lo es, precisamente por lo que establece nuestra Carta Magna.
            Me llama mucho la atención, eso sí, que en los reportes diarios que la Policía Nacional Civil emite para enviar a la Gobernación Departamental, por razones de jerarquía institucional y que se supone que llegan sin cambios a la prensa para conocimiento de la ciudadanía, no se haya mencionado absolutamente nada de la captura del funcionario no obstante que intervino directamente un ente policial que procedió a efectuar el procedimiento que culminó con el envío del señor a la prisión preventiva; lo mismo ha ocurrido cada vez que empleados o funcionarios policíacos han sido detenidos por la comisión de supuestos delitos que los mantienen en la cárcel o que fueron determinantes para su destitución; esto es como pretender “tapar el Sol con un dedo” y si hilamos delgado, como querer ocultar los desmanes que se cometen en ciertos niveles oficiales. No se puede; siempre los conocemos, los divulgamos y las comunidades interesadas directamente, se enteran, pero con más “sal y pimienta” porque quisieron ocultar informaciones que el pueblo tiene derecha a saber.
            Comentando este suceso en corrillos sociales, precisamente por la pretensión del ocultamiento nefasto, alguien me decía que es conocido, entre los “amigos” y vecinos del funcionario ahora en la prisión, su propensión a la vida ostentosa porque, de acuerdo con esa conversación, el hombre posee varios vehículos y otras “cositas” que no se pueden adquirir fácilmente tan solo con el sueldo asignado para esas plazas en el MP. Eso, seguramente, ya habrá sido motivo de investigación…supongo.
            En fin, el proceso judicial se está iniciando y en unos meses adelante sabremos a donde llega; pero sí vale la pena apuntar que las cosas están tan mal en estos aciagos tiempos que cuando Ud. acude en demanda de apoyo jurídico ante algunos aboganster, probablemente al presentarle la posible cotización que Ud. tendrá que pagar para resolver su problema, en ella existen renglones tales como: “Asignación para el MP:…….tanto; Asignación para el Juez:….tanto; Honorarios profesionales……tanto”; eso se llama, descaro, cinismo o corrupción dura y pura;  allá Ud. si paga, busca a otro que sea decente o se hunde.

            Moralejas: No pretendan ocultar información y dejen de ser cínicos y corruptos. (“Del Cielo a la tierra no queda nada oculto”).

0 comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios. Los comentarios que contengan expresiones soeces o fuera de lugar serán eliminados por nuestro equipo de moderación. Rogamos incluir su nombre y correo electrónico.

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal