martes, 26 de mayo de 2015

CASOS Y COSAS DEL 17 AL 23 DE MAYO DE 2015

 Esta semana, justamente el martes 19, falleció de un infarto, necesariamente mortal (porque ya uno había tocado a su puerta), el querido amigo y compañero de mil batallas, Profesor, exquisito poeta, luchador como pocos, comunicador social Axel Gilberto Funes que, como epitafio, simplemente debiera expresarse UN HOMBRE BUENO. Cayó fulminado en la 6ª avenida y 4ª calle de la zona 1; el auxilio no llegó a tiempo porque quienes pasaron a su lado y no lo conocían pensaron que estaba ebrio y porque la unidad de los Bomberos, por nuestra escasa cultura vial, se tardó en llegar más de lo debido. Axel deja un legado poético admirable que arranca desde el libro “Poliedro Poético” y sigue con otras publicaciones, principalmente en internet. Nació en la ciudad de Huehuetenango pero desde que llegó de Maestro a San Antonio Huista en 1,966 por decisión propia, se hizo más “toneco” que muchos, tanto así que pidió públicamente que ahí lo sepultaran. Su amor al fútbol se vio reflejado siempre por su entrega al Club Social y Deportivo Real Sociedad y su pasión por hacer siempre cosas positivas las hizo patentes en la APEHUE  y en la Cooperativa La Inmaculada Concepción de donde a su muerte, era Secretario y Presidente, respectivamente. Y aunque no llegó a los 70, su vida fue plena y seguramente feliz. Que en Paz Descanse Axel Gilberto Funes.

            Por los acontecimientos que se registran día con día se percibe la urgente necesidad de educación vial, cultura de conservación del entorno natural, relaciones interpersonales, educación para la seguridad ciudadana, entre otros. Los Bomberos Voluntarios de Huehuetenango continuamente se quejan de que conductores de otros vehículos y vecinos en general, no solo no facilitan el tránsito de sus unidades sino que en no pocos casos, hasta se los impiden, no obstante transitar con sirena abierta porque su presencia es urgente en determinados lugares; muchas veces es cuestión de vida o muerte. No manejamos bien los desechos sólidos y tampoco pagamos el servicio; se han desbocado sentimientos negativos a consecuencia de la politiquería porque no vemos que los inconfesables intereses económicos y de poder político de ciertos corruptos nos llevan al odio e incluso a la comisión de actos criminales. Para educarnos en estos y otros sentidos necesitamos el auxilio de instancias académicas, principalmente, que pudieran orientar nuestro quehacer por el sendero del bienestar común.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios. Los comentarios que contengan expresiones soeces o fuera de lugar serán eliminados por nuestro equipo de moderación. Rogamos incluir su nombre y correo electrónico.

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal