domingo, 14 de febrero de 2016

INTERESES INCONFESABLES:

Estamos viviendo un período en el cual se manejan informaciones totalmente distorsionadas con el fin de conseguir fines político-económicos partidarios o personales sin importar que, con la divulgación de noticias falsas o sesgadas, se perjudique o se haga añicos la credibilidad y el prestigio de personas totalmente honorables y decentes.
            Hace unos días circuló la información interesada de que durante el ejercicio fiscal de 2,015 la Empresa Eléctrica Municipal había ingresado a sus activos una cantidad de dinero menor que lo que ingresó durante el año anterior; para decirlo en números exactos lo que se percibió en esa institución en 2,014 fue la cantidad de Q. 53,5l6,461.56; mientras que en el 2,015 se recibieron Q. 47,413,359.27. La diferencia entre uno y otro período entonces fue de Q. 6,103,102.29.
            Alguien interesado en perjudicar, en hacer daño, en ocupar el puesto de quien se supondría manejó muy mal las cuentas, de inmediato pone el grito en el cielo y sin averiguar, sin preguntar (que es lo menos que les interesa), lanza el infundio: “Se robaron más de seis millones en el año 2,015”…”¿Cómo es posible que la E.E.M. haya recibido seis millones menos en el 2,015 que durante el año anterior?...e irresponsablemente se señala del supuesto ilícito a quien, con mucha honestidad y capacidad, ha manejado y custodiado el dinero pagado por los usuarios.
            Digo, no preguntan, no investigan, no quieren saber la verdad que es la siguiente: La E.E.M. al 16 de Septiembre de 2,014 tenía un crédito fiscal (favorable) ante la S.A.T. de Q. 14,522,249.00 en concepto del IVA pagado por compras y/o servicios, incluyendo las facturas que se deben abonar al INDE por suministro de energía eléctrica; con los dictámenes favorables del Auditor Interno, del Asesor Jurídico Municipal y el Acuerdo del Concejo Municipal contenido en el acta No. 202-2,014, punto Segundo, por medio del cual se autoriza la ampliación presupuestaria para ingresar legal y legítimamente a las cuentas de la Empresa Eléctrica Municipal, la cantidad de Q.7,387,883.37 en concepto de, repito, crédito fiscal proveniente de la SAT; eso significa que este ingreso no es, bajo ningún concepto, pago de energía eléctrica por parte de los usuarios. Esta es la verdadera razón por la que los ingresos de la E.E.M. se incrementaron en el 2,014 y fueron, supuestamente superiores a lo recibido en el año 2,015, año en el cual no se registró ninguna ampliación de este tipo. Tajantemente: Por eso creció el renglón de “Ingresos no tributarios” en el Presupuesto del año 2,014.
Si asumimos la responsabilidad y la molestia de efectuar una sencilla operación tomando en cuenta estos más de siete millones de quetzales que se agregaron en el 2,014, en concepto de ampliación presupuestaria, desaparecerán las dudas e inconvenientes; las especulaciones que se han hecho, quedarán simplemente en eso: especulación barata y destructiva. No existió ningún movimiento anómalo ni mucho menos una operación fuera de orden.
Las cuentas de la Empresa Eléctrica Municipal han sido manejadas con total honorabilidad; si no fuera así no se habría podido cancelar la deuda que por más de 88 millones se tenía con el INDE  y que se pagó en Agosto del 2,013; hoy todo camina como por “sobre rieles”; espero que no se les ocurra efectuar cambios que perjudiquen la sanidad de las finanzas de esta institución que nos enorgullece.
La explicación pudo ser más técnica (porque tengo la documentación para ello) pero opté por lo sencillo y comprensible.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios. Los comentarios que contengan expresiones soeces o fuera de lugar serán eliminados por nuestro equipo de moderación. Rogamos incluir su nombre y correo electrónico.

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal