domingo, 7 de febrero de 2016

RESBALONES:

En menos de un mes hemos sido testigos de los terribles “resbalones” de las principales autoridades del País en el desempeño de sus funciones al frente de sus distintas oficinas, unidades, municipalidades u organismos estatales.
            Este tipo de actitudes causa desasosiego, angustia y mucha expectativa sobre lo que ocurrirá, no en los próximos meses sino en los próximos días. A nivel nacional se han tomado medidas que no son propias de verdaderos estadistas sino de políticos improvisados que no tenían ni idea de cuál sería su función luego de haber sido electos o nombrados. La coincidencia del monto de los activos del Presidente y el Vice-presidente, ojalá que sea simplemente eso, una coincidencia (alrededor de ocho millones) y no algo “pre-fabricado” para lo que vendrá en adelante.
            La apresurada decisión de anular los famosos “salarios diferenciados” en cuatro municipios de Guatemala sin un estudio profundo que tome en cuenta necesidades y circunstancias actuales, principalmente en esos lugares, da pié para pensar en las ocurrencias de siempre.
            A nivel nacional, el nombramiento de personas sin las calidades, capacidades, idoneidad y honorabilidad que se necesita para ocupar puestos importantes de la administración pública y municipal, solo nos indica que seguimos dentro del sistema clientelar, pago de favores, compadrazgos, nepotismo…en  fin, mucho más de lo mismo que hemos rechazado contundentemente.
            Pero tal vez una de las peores cosas que se ven, es como algunos de los actuales funcionarios creen ser superiores a la ley y pretenden manejar las instituciones públicas como que si fueran de su exclusiva propiedad; algunos están haciendo lo que se les pega la gana sin cumplir con los requisitos que demandan las normas de las instituciones públicas actualmente en vigencia.
            Esto está ocurriendo a nivel nacional principalmente en aquellos lugares en donde han ocupado puestos importantes por elección popular, “personajes” absolutamente ignaros que ni siquiera saben leer, menos tener conocimiento de lo que tienen que hacer en las instituciones que, de “carambola” cayeron en sus manos.
            Sin embargo, lo más vergonzoso, chocante y repudiable que hemos visto en tan pocos días, fue la desbandada de dipu-cacos (ante el cambio de ciertas disposiciones legislativas) de su bancada original a la bancada oficial, cuyo máximo dirigente (el Presidente de la República) había afirmado públicamente que jamás se prestarían a recibir en sus filas a los descarados y corruptos tránsfugas; hay uno entre los que ahora supuestamente pertenecen al partido oficial, que “solo” lleva seis cambios de camisola en muy poco tiempo. ¡Qué descaro y qué vergüenza!
            Eso, señoras y señores, (más todo lo que quieran agregar) solo significa que estamos ante una situación que nos lleva a tener “más de lo mismo” (corregido y aumentado), en estas aguas putrefactas de la política nacional. ¡Qué lástima y qué pena!
            Lo que pensamos que era oro puro, muy pronto sacó “el cobre”.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios. Los comentarios que contengan expresiones soeces o fuera de lugar serán eliminados por nuestro equipo de moderación. Rogamos incluir su nombre y correo electrónico.

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal