lunes, 30 de marzo de 2015

COOPERATIVA:

Cuando utilizamos simplemente esta denominación con la que encabezamos este comentario es porque vamos a referirnos a la Cooperativa de Ahorro y Crédito La Inmaculada Concepción R.L., porque es la mejor representación del cooperativismo huehueteco y la que cuenta con algo así como  55,000 asociados activos (un buen botín político pensarían los desvergonzados).
            El domingo recién pasado, como anotamos aquí anteriormente, se efectuó la Asamblea General Ordinaria de la institución en la  que, como punto principal, se produjo la elección de nuevos integrantes de los órganos directivos; quienes asistieron me dicen que hacía mucho tiempo, no se daba una asamblea tan tranquila y tan pacífica en la que todos quienes quisieron participar lo hicieron sin temer que alguien los insultara por ahí; hubo respeto y armonía, Gracias a Dios. Pero esto se debe a las medidas profilácticas que el Consejo de Administración que entregó los cargos, tuvo que tomar para iniciar la limpieza general, tan necesaria después de los últimos aciagos momentos que se vivieron a lo interno de la institución; tal vez falte algo más drástico para evitar que, en el futuro mediato o inmediato, algunos descastados quieran tomar posiciones que no les corresponden. Ahí solo debe haber lugar para gente honorable, decente y servicial; los otros deben ser echados, como ya ocurrió y si es posible, enjuiciados por los posibles ilícitos cometidos.
            El nuevo Consejo de Administración ha quedado integrado de la manera siguiente: Presidente: Prof. Axel Gilberto Funes; Vice-Presidente; Mario Alberto López Hernández; Secretaria: América Elcira Maldonado Zambrano; Tesorero: Santiago Rubeín Monzón Sosa; Vocal: Edgar Natanael Gutiérrez Gómez.
            En la Comisión de Vigilancia fueron electos: Pedro Enrique Herrera y Ricardo Lemus;  para el Comité de Crédito se escogieron a Josué Andrés Ríos y Keyser Palacios y en el Comité de Educación salieron electos: Katy González y José Luis Gómez; todos ellos se integrarán a quienes se quedaron porque les falta un año de su período estatutario y que, por supuesto, han trabajado muy bien.
            Todos quienes ahora forman los órganos de la Cooperativa son personas en quienes se ha depositado la confianza general y estoy seguro que no nos defraudarán, pero especialmente en el caso del Consejo de Administración, que es el que lleva la máxima responsabilidad de la conducción administrativa, puedo decir, con total conocimiento de causa, que está excelentemente integrado y que podemos confiar totalmente en ellos.
            No podemos, de ninguna manera, dejar de manifestar nuestro profundo agradecimiento a todas las personas que recién concluyeron su mandato porque iniciaron un proceso que deberá continuar: tomar las medidas y decisiones que sean necesarias para mantener limpia “de paja y polvo” nuestra cooperativa y que no vuelva a verse jamás, como una entidad que pueda asaltarse para lograr fines perversos de tipo político y personal.
            Algunos de los que salieron fueron atacados vilmente desde un supuesto anonimato, pero todos sabemos quiénes son los autores de tal vileza. Y  a pesar de eso, supieron cumplir con su misión; su valentía merece reconocimiento especial.

            Tomo como representante del valor cívico-cooperativo de los directivos salientes a la señora Surama Pinto Martínez que nos dio un ejemplo de honorabilidad total y valentía ejemplar. Que Dios la bendiga a ella y a todos los demás. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios. Los comentarios que contengan expresiones soeces o fuera de lugar serán eliminados por nuestro equipo de moderación. Rogamos incluir su nombre y correo electrónico.

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal