lunes, 6 de abril de 2015

LEGADO DE SEMANA SANTA:

Hemos llegado al final de la Semana Mayor y debemos estar profundamente agradecidos a todas aquellas personas, instituciones, organizaciones, establecimientos y familias que han colaborado, una vez más, en la elaboración de las bellas alfombras que fueron el toque artístico y pletórico de devoción cristiana en esta época santa.
            Nos han regalado obras artísticas muy hermosas aunque pasajeras que seguramente despertaron no solo el interés sino comentarios muy positivos de parte de propios y extraños, que hemos tenido la oportunidad de admirar tan bellas alfombras. Quedan para la memoria histórico-colectiva y seguramente grabadas en muchos aparatos electrónicos para, seguramente, guardarlas para la posteridad. Nosotros, más adelante, “pirateamos” un par de fotografías tomadas por la Licenciada Mirna de Cardona, las colocamos en donde corresponde y esperamos contribuir para su divulgación.
            Los cortejos procesionales que circularon por la ciudad durante esta semana, pretenden conservar una de las tradiciones católicas espontáneas y bellas que, con el involucramiento de niños, adolescentes y jóvenes, estará asegurada su permanencia; independientemente de la creencia religiosa de cada quien, creo que todos estaremos ansiosos por contribuir, de alguna manera, para que esta tradición se conserve por muchos años.
            El esfuerzo, la energía, el tiempo y el arte que nos brindan para estos días los integrantes del Elenco Artístico de El Calvario, zona 3 para la presentación en vivo de “La Vida, Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo” basada en la obra “El Mártir del Gólgota” de Enrique Pérez Scricht, es algo que debemos agradecer, ponderar y por supuesto felicitar a cada uno de los niños y jóvenes que participan bajo la dirección escénica de don Manuel de Jesús Martínez, mantenedor indiscutible de  este esfuerzo que se originó en el lejano 1,946.
            La Serenata del Miércoles Santo, con las transformaciones y cambios obvios que ha sufrido a través del tiempo, es otra permanente tradición que nació con un distintivo único en la República y quizá en América Latina. La juventud, ahora dueña del evento, sabrá como conservarla y hacerla cada año más fuerte y más huehueteca o bien, dejarla a la vera del camino y quedarse solamente con la multiplicidad de negocios y comercio que ello implica con sus derivaciones negativas.
            Pues bien: Todos aquellos que personalmente o abrigados y apoyados por las instituciones a las cuales pertenecen siguen luchando porque estas bellas presentaciones que engalanan nuestro entorno para la Semana Santa, reciban desde esta tribuna, el agradecimiento verdaderamente profundo por su esfuerzo, por sus ideales y por su indiscutible amor por todo aquello que hacen en beneficio de Huehuetenango.

            Estamos seguros que no solamente aquí encontrarán palabras de gratitud y de felicitación sino que estas subyacen en lo más profundo del corazón de huehuetecos bien nacidos que no encuentran la manera de expresarlo. Pero tengan seguro que los admiramos, los queremos y nos enaltece a todos, el gran esfuerzo desplegado. ¡Que El Señor los bendiga!  

0 comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios. Los comentarios que contengan expresiones soeces o fuera de lugar serán eliminados por nuestro equipo de moderación. Rogamos incluir su nombre y correo electrónico.

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal