domingo, 25 de octubre de 2015

CASOS Y COSAS DEL 18 AL 24 DE OCTUBRE DE 2015

La adjudicación de algunos cargos de elección popular, si es que no se ajustan exactamente a lo que dice la ley de la materia, tal como aconteció en Huehuetenango en el proceso electoral anterior cuando se le otorgó una diputación a una persona a la que lo correspondía, puede generar conflictos que derivarían en situaciones sumamente complicadas que nadie desea; no solo está en juego la paz y la tranquilidad de la población en general, sino la credibilidad y la confianza que se ha depositado en el TSE y en las Juntas Electorales Municipales y Departamentales. El prestigio de cada uno de quienes ostentan estos cargos está en juego y una operación matemática que no se ajuste a lo previsto en la ley, puede echar por tierra lo que hasta ahora podría haberse ganado. El escepticismo de la ciudadanía está a la orden del día.

            Como se han quedado tiradas en la mitad de las calles de las distintas poblaciones del País, las camisolas de los vehículos electorales (mal llamados partidos políticos) por los resultados de la primera vuelta electoral y más aún, por la publicación de algunas encuestas de opinión que le otorgan a uno de los candidatos en contienda una diferencia de algo así como 40 puntos porcentuales sobre su contrincante. Parecen alfombras que han teñido, principalmente de rojo, el territorio. Difícil ver ahora a alguien con una playera de ese color cuando hasta hace muy poco, las lucían con orgullo, abuso y prepotencia porque, según las encuestas existentes entonces, ya habrían ganado las elecciones. “Del plato a la boca, se cae la sopa”; sabia expresión de la filosofía popular.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios. Los comentarios que contengan expresiones soeces o fuera de lugar serán eliminados por nuestro equipo de moderación. Rogamos incluir su nombre y correo electrónico.

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal