domingo, 4 de marzo de 2012

SIGUE LA VIOLENCIA:

A) Delincuentes encapuchados que, con los rostros cubiertos afirman ser “estudiantes de la Universidad de San Carlos”, agredieron física y moralmente a varias señoritas que se inscribieron este año en las extensiones de esa universidad en Huehuetenango, bajo el pretexto del deleznable “bautizo” que practican para cebar su resentimiento en “los nuevos”.
Cuatro de estas señoritas hubieron de ser atendidas en el Hospital Nacional; una de ellas, que fue conducida en uno vehículo particular (que dicho sea de paso los “estudiantes” no querían dejar salir de las instalaciones del CUNOROC) estaba en un estado francamente delicado, por decir lo menos. Recibió tratamiento especial para su recuperación.
El primer Viernes de Cuaresma programaron la lectura de los primeros “boletines” (que son pasquines plagados de insultos y en donde hacen gala no de su vena creativa e hilarante sino de su lastimoso estado mental) en el Parque Central que terminó en una batalla campal en donde salieron a relucir machetes, cuchillos, palos y piedras con los cuales se agredieron entre sí. Algunos de ellos fueron trasladados al Hospital Nacional en donde les diagnosticaron, entre otras cosas, una que otra fractura.
¿El motivo de la agresión mutua que hizo huir a las personas que por curiosidad estaban en el lugar? La ambición por el pisto con el que se quedan en este época y que es conseguido por la fuerza, de empresarios, transportistas, comerciantes y pueblo en general. (Si hasta a un niño de 10 años, uno de estos delincuentes encapuchados le exigía que le entregara Q.1.00…El infante asustado, corrió despavorido. !Que bestialidad!). La ambición y la avaricia por el dinero mal habido les ha hecho dividirse hasta en cinco grupos-por lo menos-que usan métodos propios de extorsionistas, chantajistas y ladrones de baja estopa. ¡Delincuentes encapuchados que están azolando la ciudad! Y ¿Las autoridades? ¿Que hacen? Simplemente ven para otro lado. ¡Y este es el cambio que tanto anunciaron!
B) Como “bautizo” (cruda enseñanza de “estudiantes sancarlistas”) un niño de 11 años cuyos padres entregaron para que aprendiera en un taller o pinchazo de “Las Vegas”, lo recibieron los “antiguos” operarios, ultrajándolo primero y luego “conectándole” en el recto la manguera de un compresor (de esos que sirven para inflar llantas) introduciéndole al pequeño tanto aire que le rompió los intestinos; entiendo que por lo menos dos de los cuatro perversos y diabólicos delincuentes estarían detenidos, con el agravante de ser menores de edad (no confirmado). ¡Cuanta estulticia, perversidad y maldad hay en el espíritu de esta gente a la que le debieran comprar un pasaje directo a la tercera dimensión! Pero las autoridades decomisaron el compresor y la manguera como evidencia. ¿No querrán utilizarlos para aplicar cumplidamente la Ley del Talión? El niño ultrajado y agredido en señal de “bautizo sancarlista” sigue vivo en el Hospital Nacional pero aún muy delicado. ¡Que El Señor haga Su Voluntad con el pequeño!
C) Violaciones, extorsiones, asaltos, robos y asesinatos siguen a la orden del día. Los últimos crímenes comprobados fehacientemente: Tres hombres que cayeron bajo las balas disparadas por sicarios que utilizaron principalmente fusiles AK-47 y que acribillaron a balazos a estas personas que viajaban en un vehículo en jurisdicción de La Mesilla, en La Democracia: Ya ni siquiera se preocupan por investigar los móviles; simplemente van, identifican, recogen las evidencias que están a la vista y se marchan: No hay nada mas que hacer porque las cosas siguen igual o peores de cómo estaban.
Estos apenas son botones de muestra; a ver que nos depara la vida en Huehuetenango para las siguientes semanas.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Envíenos sus comentarios. Los comentarios que contengan expresiones soeces o fuera de lugar serán eliminados por nuestro equipo de moderación. Rogamos incluir su nombre y correo electrónico.

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal