domingo, 2 de noviembre de 2014

SERENATA

De muchos es sabido que, como tradición única en Guatemala y en muchos otros lugares, Huehuetenango cuenta con dos serenatas en el curso del año: La del Miércoles Santo y la del Día de los Santos que principia el 31 de Octubre para finalizar, cuando está saliendo el Sol, el Día de Todos los Santos.
            Ambas son espectaculares y algunos le adjudican ahora la paternidad a unos u otros personajes, en algunos casos, sin nada que respalde, ni siquiera el sentido común.
            Es posible que la del Miércoles Santo haya sido la primera que surgió y que, en el año de 1,940 se oficializara la de estos días, por la intervención de un grupo de aficionados a la música entre los que se contaba don Rodrigo García, “Choligo” o “Tío Boches”, como le llamaban sus amigos.
            Esta historia la cuenta Carlos Gómez “Marc” en un  folleto que publicó en 1,990 con motivo del cincuentenario de aquel evento que se titula “Don Rodrigo García y la Serenata del Día de los Santos”; los detalles que él aporta son utilizados por incontables personas que hablan del evento pero sin aclarar de donde los toman y mucho menos dar los créditos correspondientes. He escuchado a algunos que dicen que son producto de su propia investigación.
            El folleto de don Carlos aporta, entre muchas cosas interesantes, lo que para mí representa la oficialización de esta serenata y es la copia de una misiva firmada por don Romeo Castillo Solares, dirigida a la querida y bella Profesora Laurita García Soto, hermana de don Choligo, en donde hace constar que el redactó el documento por medio del cual se solicitó la licencia a la Jefatura Política (que en 1,945 se transforma en Gobernación Departamental) para salir a las calles a ofrecer la música de este grupo de filarmónicos.
            Confirma, don Romeo en esta carta, los nombres de las personas que ensayaban en la casa que pertenecía a doña Guadalupe Soto de García que procreó tres hijos con don Rafael García Guillén: Rodrigo, Jorge y Laurita, en ese orden; el domicilio es la esquina de la 1ª calle y 3ª avenida de la zona 1. MARC escribe solo de tres iniciadores de 1,940: Rodrigo, don Ciriaco Gutiérrez y don Manuel Galindo; lastimosamente no existe otro documento, que yo conozca, que mencione a los otros iniciadores que, seguramente, los hubo.
Pero hay que re-afirmar la idea de que estos eventos musicales se iniciaron mucho antes en Huehuetenango (don Carlos Gómez habla de “intentos serenateros”); lo que sí ha quedado documentado es que, cuando la peste de “gripe mortal” que azotó y asoló a los huehuetecos en 1,918 e iba “tocando” ha retirada, se escuchaba por las calles de la Cabecera Departamental, el canto triste y nostálgico de muchos aficionados a la música que, seguramente de esta manera, manifestaban su tristeza por un ser querido que se había marchado para siempre; la música, desde entonces, se entonaba frente a los nichos, tumbas, sepulcros, sepulturas, panteones, mausoleos y hasta fosas que se tuvieron que cavar para enterrar a tanta gente valiosa como se perdió en aquellos aciagos tiempos. Pero a lo mejor no fue este el inicio; probablemente nos tengamos que trasladar al siglo anterior (XIX), para localizar el principio de una tradición que ha trascendido en el tiempo, la distancia y el espacio.   
            Habrá que escribir también que, como todo en la vida, las serenatas ya no son lo que antes fueron; hoy la juventud manda porque ellos son el presente y el futuro de nuestra ciudad y si ellos le imprimen otro rumbo y “la moda” y así la quieren, siento que es muy difícil que nosotros “los viejos” podamos hacer algo para conservarla como nació. Tenemos mucho tiempo sintiendo y constatando que dichos cambios son inevitables a pesar de acuerdos, decretos y peticiones oficiales y privadas.
            Esta vez, por ejemplo, una de las mayores atracciones de la noche, fueron los juegos pirotécnicos y otra de las desviaciones, el “terrorífico” extranjerismo de origen gringo, el “halloween”.

            La pregunta es: ¿Qué otra “transformación” nos reservará el futuro?.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios. Los comentarios que contengan expresiones soeces o fuera de lugar serán eliminados por nuestro equipo de moderación. Rogamos incluir su nombre y correo electrónico.

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal