domingo, 7 de diciembre de 2014

NAVIDAD 2,014

Muchas veces los acontecimientos que se propalan por los diferentes medios de comunicación concitan el ánimo de las personas y de ello se deriva que el entusiasmo manifestado en ocasiones anteriores en eventos como los de fin de año, decaiga o resalte, dependiendo de la manera como percibamos lo que ocurre a nuestro alrededor.
            En las semanas anteriores hemos tenido la oportunidad de enterarnos de lo que está ocurriendo, en el ámbito de la política partidista a nivel nacional y eso a algunos les irrita y a otros les alegra y entusiasma; como todo en la vida, tenemos ante nosotros dos o más puntos de vista desde los cuales hacemos nuestro propio análisis de la situación; colocamos  el o los eventos en cuestión en los platillos y utilizamos nuestros propios anteojos para observar el “fiel”  de la balanza para saber si se inclina por el bien o por el mal para Guatemala.
            Por su trascendencia iniciamos enterándonos de todo lo que ocurrió alrededor del nombramiento o “elección” en la jefatura del Ministerio Público que es uno de los cargos más importantes para la investigación y persecución de los ilícitos cometidos, no solo por los ciudadanos de a pie, sino por los funcionarios públicos. Posteriormente fuimos bombardeados por las informaciones y análisis de la postuladora para la elección de los profesionales que integrarían la Corte Suprema de Justicia y las Salas de Apelaciones; aquello a algunos, no solo les ocasionó cansancio sino tremenda frustración por como ocurrieron las cosas; al final se tuvo que dar la intervención de la Corte de Constitucionalidad que, en un fallo dividido, avaló el proceso que se implementó; unos quedaron satisfechos, tal cual tenía que ocurrir y otros terriblemente hastiados por el “acomodo” de los protagonistas; supuestamente continuaba el camino de la impunidad anunciada para quienes se van y para quienes llegan.
            Ahora está concluyendo el proceso para el nombramiento del nuevo Contralor General de la Nación; el profesional que fungió como presidente de la postuladora, al concluir su trabajo, ya ha dejado asentado ante los medios de comunicación, que jamás volverá a integrar una “comisión” de tal naturaleza; y es que después de muchas horas y muchos días de trabajo intenso en el que no había manera de que tomaran una decisión, salió la nómina de seis elegibles por el Congreso que no satisfizo sino a pocos políticos tremendamente interesados en contar con un Contralor “ad-hoc”.
            La Contraloría General de Cuentas de la Nación ha sido señalada desde hace mucho tiempo como un ente absolutamente ineficiente y sesgado para “contarle las costillas” a los funcionarios vigentes y a algunos que ya entregaron el cargo; por razones que muchos conocemos, se “acomoda” a circunstancias políticas y económicas; no ha realizado su función con absoluto apego a normas de moral, ética, imparcialidad, objetividad y honorabilidad, precisamente porque “el jefe” colocado ahí con base en el sistema, tiene que “pagar los favores recibidos”.
            Y desgraciadamente los funcionarios “electos” y nombrados con base en “el sistema” actual, están ahí, supuestamente, para “legitimar” la impunidad de aquí en adelante: “Todos deben pero nadie paga”, tal pareciera ser la consigna.
            Y estas son las vísperas de la “Navidad 2,014” a la que solo le hacía falta el principal “ingrediente” con suficiente “chile”: La aprobación del Presupuesto General de Ingresos y Egresos de la Nación; pero ya lo tenemos, suficientemente adocenado por préstamos, bonos e impuestos, tal como lo querían los principales partidos políticos que, para aprobar todo el paquete, no tienen diferencias ni mucho menos pensamientos, ideas o propósitos que los separen: Todos al abordaje de esta nave que está a punto de naufragar.

            ¿Puede Ud. olvidarse de esta tragicomedia para disfrutar en Navidad?

0 comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios. Los comentarios que contengan expresiones soeces o fuera de lugar serán eliminados por nuestro equipo de moderación. Rogamos incluir su nombre y correo electrónico.

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal