domingo, 14 de diciembre de 2014

ENTORPECIMIENTO VIAL:

En esta época del año, no solo en Huehuetenango sino en los centros urbanos de todo el País, se producen entorpecimientos viales que se constituyen en el máximo dolor de cabeza de los vecinos, principalmente de aquellos que utilizan vehículos de cuatro ruedas en adelante, que pretenden circular por las ciudades para realizar sus propias diligencias.
            La época navideña nos deja fuera de lo que podría ser la normalidad de otras ocasiones; podríamos decir que en Diciembre todo cambia en este sentido; se incrementan las ventas informales que se colocan en cualquier parte independientemente de lo que ordenan los cánones legales (como que los vendedores, por su necesidad o por lo que sea, creen que lo pueden hacer sin que nadie proteste); las actividades que organizan distintos grupos comerciales o no, entre las que se cuentan desfiles navideños, quema de juegos pirotécnicos, actos públicos de distinta índole que obligan cerrar calles y que se organizan precisamente para disfrute, principalmente de los niños y en general para las familias completas, especialmente aquellas que económicamente esta impedidas de pagar cuotas de ingreso a lugares cerrados en donde también se presentan actos navideños, debieran entenderse como actividades que no pretenden ocasionar molestias a nadie porque todas ellas cuentan con una promoción en la cual se anuncian y se indica claramente los lugares por donde pasarán o se presentarán.
            Entendemos que no todos tienen la información a la mano y que por eso surgen infinidad de protestas porque no pueden circular con la libertad acostumbrada; las protestas obviamente surgen del pequeño sector de la población que tiene la dicha de poseer un automóvil y que para su mala fortuna, quisieran transitar velozmente por los lugares que se han cerrado para permitir a la mayoría momentos felices que, de otra manera, no tendrían la oportunidad de presenciar.
            También comprendemos que los actos festivos públicos del mes de Diciembre, para felicidad de las grandes mayorías, no cuenten con el apoyo y el agrado de algunos privilegiados que disfrutan de comodidad, de dinero para gastar, de ciertas ventajas y prerrogativas que solo las da una posición económica muy estable porque poseen un excelente salario o sus utilidades son excepcionales; en fin, algunas veces una posición acomodada nos hace “perder el piso”, nos saca del contexto y de la realidad y nos olvidamos de que la gente pobre también tiene derecho a disfrutar de espectáculos gratuitos, porque es a lo único que pueden aspirar.
            El mes de Diciembre es la única época del año en la que los “pudientes” del sector público y del sector privado, vuelven sus ojos hacia los desposeídos e invierten ciertas cantidades de dinero, su tiempo y su energía, para ofrecerles si no regalos en el sentido mas conocido de la expresión, sí actividades que, en ciudades como la nuestra, representan el cierre de espacios para que la vida siga con toda normalidad.
            Quizá todos podamos comprender la razón por la cual no podemos pasar con facilidad por calles y avenidas de la ciudad cuando vamos manejando nuestro vehículo de cuatro ruedas durante todo el mes de Diciembre; tal vez pudiéramos pensar que nos hace bien caminar porque al fin y al cabo vivimos en la zona 1 o muy cerca de ella; o si nuestra residencia está un poco más lejos, probablemente encontremos un parqueo o un estacionamiento seguro en el que pagaremos menos del valor del combustible que gastaremos yendo en filas o colas interminables; pero lo que es más importante: El hígado no sufrirá las consecuencias de una secreción excesiva de bilis que podría además, ocasionarnos un perjuicio tremendo para la conservación de nuestra buena salud.
            Analícelo, medítelo de esta manera y actúe en consecuencia. Caminar siempre hace bien.  

0 comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios. Los comentarios que contengan expresiones soeces o fuera de lugar serán eliminados por nuestro equipo de moderación. Rogamos incluir su nombre y correo electrónico.

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal